Partitura Cover “Dueño De Nada” José Luis Rodriguez

Dueño De Nada – José Luis Rodriguez

Dueño de nada, una canción del cantante, actor venezolano José Luis Rodriguez, más conocido por su nombre artístico como El Puma. Descarga la partitura para tocar con tu instrumento favorito, si necesitas la partitura para un instrumento específico puedes solicitar y lo subiré a la zona de descarga.

Para poder descargar la partitura solo tienes que hacer click en el botón de Descargar Partitura, en la parte de abajo y en unos segundos tendrás la partitura para poder tocarla y disfrutarla.

Si te gusta esta página comparte con tus amigos para que ellos también sean parte de esta aventura melodiosa.

Letra: Dueño De Nada

No soy yo, el que hace crecer tu alegría
y ocupa en tu vida, un lugar especial.
No soy yo, el que te hace soñar con la luna
y ver en la lluvia, gotas de cristal
No soy yo, ese a quien tu le dices mi dueño
Yo soy solo un perro, que tu haces saltar
Y buscas, cuando sientes ganas
de un hombre que te haga, sentir de verdad.

Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.
Un arlequín que hace temblar, tu piel sin alma.
Dueño del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua.

Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.
Un arlequín que hace temblar, tu piel sin alma.
Dueño del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua.

Dueño de nada, dueño de nada.

No soy to, el que siempre comparte tu vida
tus penas y risas y tu realidad
No soy yo, el que pasa las noche en vela
y cuando la tristeza perturba en tu hogar
No soy yo, ese a quien tu le dices mi dueño
yo soy solo un perro que tu haces saltar
y buscas cuando sientes ganas
de un hombre que te haga sentir de verdad

Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.
Un arlequín que hace temblar, tu piel sin alma.
Dueño del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua.

Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.
Un arlequín que hace temblar, tu piel sin alma.
Dueño del aire y del reflejo de la luna, sobre el agua.

Dueño de ti, dueño de que, dueño de nada.
Un arlequín que hace temblar, tu piel sin alma.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *